Menu
Abrir

El Parlamento Europeo a favor de las finanzas éticas y sostenibles y la economía social

10 November 2017

El Parlamento y la Comisión Europea podrán apoyar las empresas sociales de la UE facilitándoles el acceso al crédito mediante la adopción de medidas que lo haga menos gravoso para el banco y mediante la concesión de financiación a organizaciones y empresas que desarrollan proyectos en favor del bien común en los ámbitos ambiental y social.

Roberto Gualtieri, Presidente de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, ha anunciado este compromiso durante el encuentro «Finanzas éticas y sostenibles para el futuro de Europa» celebrado el 8 de noviembre en el Parlamento Europeo de Bruselas a iniciativa de las eurodiputadas Patrizia Toia y Silvia Costa.

«Siempre he estado convencida de que la economía debe basarse en valores solidarios por lo que este año he promovido la creación del Intergrupo Parlamentario sobre Economía Social. La crisis económica nos ha dado la razón al hacer evidente el pésimo rendimiento de las finanzas meramente especulativas frente a la resiliencia de la economía social. Así, hoy pedimos que las instituciones europeas sigan el precedente sentado por el Parlamento Italiano y actúen para llegar a un reconocimiento formal de experiencias de éxito comola de Banca Etica, facilitando el acceso al crédito a quienes invierten en proyectos ambientales y sociales», ha dicho Patrizia Toia.

«Como ya hicimos con la inclusión de las empresas sociales en las políticas industriales europeas, ahora que el pacto bancario es inminente, ha llegado también el momento de incluir en las políticas europeas para el sector financiero a los intermediarios financieros sociales, que ofrecen crédito a sujetos que otros bancos frecuentemente consideran no financiables. Debemos reconocer que estos intermediarios desarrollan un papel único y fundamental en la Unión Europea y en su relación con terceros países, como atestigua el acuerdo firmado ayer en el Parlamento Europeo en presencia del Embajador de Apulia entre Banca Etica, Microfinance Center y Coopest para proyectos de microfinanciación en Europa del Este», ha añadido Silvia Costa.

El encuentro del 8 de noviembre también ha tenido entre sus protagonistas a Banca Etica: su presidente, Ugo Biggeri, y Peru Sasia, miembro de su Consejo de Administración, han ilustrado esta experiencia de finanzas éticas en Italia y España y el proceso que ha llevado al Parlamento Italiano a aprobar una ley de las finanzas éticas y sostenibles pionera en Europa.

«Los bancos éticos o sostenibles son bancos a todos los efectos que, además de los requisitos de la legislación, incluyen procedimientos en sus estrategias propias y en su gestión y sistemas de control que les permiten verificar si están consiguiendo los objetivos sociales y ambientales de los que se han dotado.
Así pues, son bancos que limitan voluntariamente sus propias oportunidades de mercado pero que tienen un rendimiento y una solidez que muestran una tendencia mejor que los bancos sistémicos.

Por lo tanto, nos parece importante que las instituciones europeas reconozcan que se puede valorar e incentivar las inversiones sociales y ambientales», ha explicado el presidente de Banca Etica, Ugo Biggeri. El Parlamento Italiano introdujo hace un año una norma que define las finanzas éticas y sostenibles, reconociendo su positivo impacto económico y social. Si se aprobara una normativa similar a nivel europeo, los beneficios serían evidentes en lo que respecta al apoyo al crecimiento sostenible, la inclusión y las necesidades de las personas. El crédito concedido por las entidades adheridas a la Alianza Global por una Banca con Valores (Gabv) suma más de 110.000 millones de euros: estas finanzas de orientación ética podrían tener un impacto aún más elevado si contaran con el apoyo de las instituciones europeas». 

«A nivel europeo, los bancos adheridos a la Federación Europea de Bancos Éticos y Alternativos (FEBEA) financian la economía social con más de 30.000 millones de euros. Las instituciones financieras adheridas a la Red Europea de Microfinanzas (REM) y al Microfinance Center (MFC) conceden 1.500 millones de euros. Junto a ellos, Banca Etica financia especialmente el emprendimiento juvenil y femenino en Europa del Este. Se firmaron acuerdos específicos con la REM el pasado mes de junio en Venecia y con el MFC en el encuentro celebrado ayer en Bruselas», ha añadido Peru Sasia, miembro del Consejo de Administración de Banca Etica, delegado para España y presidente de Febea.

Así, las finanzas éticas y sostenibles se presentan como uno de los pilares de los que dispone la Unión para construir una Europa más inclusiva, cercana a las personas jóvenes y promotora de soluciones ambientales y sociales innovadoras y caracterizada por ejercer un papel de líder innovador a nivel mundial tal y como indica el Libro blanco sobre el futuro de Europa.

COMENTARIOS