Anna Fasano nueva presidenta

Banca Etica Blog

Anna Fasano nueva presidenta

24 Julio 2019

La primera mujer elegida presidenta del banco quiere demostrar que el liderazgo femenino mejora el rendimiento. El medio ambiente y la inmigración son sus prioridades.

La nueva presidenta de Banca Etica, Anna Fasano. 
A la derecha su predecesor Ugo Biggeri.

"Me gustaría utilizar estos tres años como presidenta para hacer un experimento: me gustaría ver si es cierto que, como muchos estudios afirman, las realidades económicas dirigidas por mujeres están funcionando mejor". La nueva presidenta del banco se ha fijado una meta ambiciosa.

Anna Fasano ha sido miembro de la Junta Directiva desde 2010, vicepresidenta desde 2016, y fue elegida presidenta el 18 de mayo. Además de la nueva presidenta el nuevo Consejo está formado por Andrea Baranes, Andrea Di Stefano, Marina Galati, Raffaele Izzo, Adriana Lamberto Floristan, Giacinto Palladino, Pedro Sasia, Aldo Soldi, Marco Carlizzi, Elisa Bacciotti, Arola Farré Torras, Lino Sbraccia.

El nuevo Consejo de Banca Etica, elegido el 18 de mayo de 2019

¿Cuáles serán las prioridades de tu mandato?

Sin duda continuaremos el camino iniciado por la Junta anterior, de la que yo también formaba parte, descrito en el plan estratégico. Así que seguiremos centrándonos, de hecho lo haremos con cada vez más intensidad, en el posicionamiento internacional, con España, por supuesto. Otra prioridad a la que prestamos mucha atención es la participación de las personas socias.

Luego está la cuestión de la economía circular y, en general, el compromiso con la protección del medio ambiente, fundamental para Banca Etica. Fomentar, en particular con la financiación, la economía circular es un primer paso para poner en el centro las personas y el medio ambiente.

Otro aspecto que está muy cerca de mi corazón son los jóvenes: son un objetivo central para el banco, no solo para proporcionarles instrumentos financieros, sino sobre todo para involucrarlos, construir con ellos el proyecto bancario. Ciertamente no quiero enseñar a los jóvenes lo que son las finanzas éticas, sino compartir nuestro poryecto. Son nuestro futuro.

Por último, está el tema de las periferias, no entendido en un sentido geográfico, sino económico y social: son todos aquellos "lugares" que no permiten la inclusión financiera. La sociedad actual y el mundo bancario han creado periferias sociales, han excluido de la financiación a personas que anteriormente tenían acceso al crédito. La inclusión financiera es uno de los primeros pasos para la inclusión social


En los principales temas de actualidad, como el medio ambiente y la inmigración, ¿puede el banco hacer y hará algo?

Como he dicho, el medio ambiente siempre ha sido una prioridad para Banca Etica.  A través de la financiación de empresas respetuosas con el medio ambiente y que promueven la economía circular, podemos iniciar circuitos virtuosos.

Pero también el tema de la inmigración es central para el banco, estamos 100% trabajando en esta línea. Siempre hemos apoyado a las ONG, que se ocupan de los derechos humanos, la recepción y las situaciones de emergencia. Queremos crear formas de acompañar las realidades receptoras, pero también pensar en cómo promover la inclusión financiera de los nuevos ciudadanos.

 

El barco Mediterraneo, uno de los proyectos financiados por nuestro banco, custodia las aguas internacionales para salvar vidas a lo largo de las rutas de migrantes.

 

¿Qué potencial tienen las finanzas éticas hoy en día?

Espero que las nuevas políticas tengan un efecto positivo en las finanzas ambientales sostenibles tras las victorias de los Verdes en toda Europa (excepto en Italia). Me preocupa también el aspecto social de las finanzas éticas, la inclusión social, la protección de los derechos humanos,temas espinosos a menudo tratados poco y hoy excluidos del debate sobre finanzas sostenibles a nivel europeo.

Pero seguiremos promoviendo a nivel europeo cuestiones fundamentales para las finanzas éticas, como la eliminación de los paraísos fiscales, la introducción de un impuesto sobre las transacciones financieras.

¿Ser la primera mujer presidenta aportará una visión diferente en el liderazgo del banco?

Ciertamente ser mujer hace que sea más fácil para mí promover y liderar un camino de cambio. Además, por supuesto, el estilo de liderazgo femenino es diferente al de los hombres. Se nos atribuye una mayor sensibilidad social, no entendida como ternura o debilidad, sino una mayor propensión a escuchar y dialogar. Creo que es verdad. Tengo la intención de trabajar en esta línea.
No quiero manejar el poder de manera masculina, típica incluso de las mujeres que llegan a lugares de poder y que han tenido que construir una armadura incluso limitando sus posibilidades.

Una nueva presidenta y una nueva junta directiva. ¿Qué nos depara este nuevo equipo?


Aquí, "equipo" es la palabra clave. Me gustaría trabajar en el factor de equipo. No solo para combinar diferentes conocimientos y habilidades, sino para ponerlos en valor, con una sensibilidad social particular, un factor a menudo asociado con las mujeres. Un cambio de estilo que podría afectar la forma en que funciona la Junta, creando nuevos procesos. Las habilidades de agrupación ofrecen más posibilidades y creo que ofrecen un mejor rendimiento. También me gustaría identificar indicadores de cómo los modelos organizativos pueden verse socavados por una cultura colaborativa.

COMENTARIOS

Cerca de Fiare, cerca de ti