El ahorro en tiempos de COVID19

Banca Etica Blog

El ahorro en tiempos de COVID19

30 Octubre 2020

Adaptación de un artículo de A. Messina, Director General de Banca Etica para Colletiva

Según los manuales de economía, la función del ahorro es doble. Para las personas es la cultura y la aptitud para la seguridad social y la sobriedad, un factor de emancipación individual.

Para las comunidades se convierte en una palanca redistributiva de recursos hacia las personas y las empresas, a través del crédito, principalmente bancario. Pero hoy algo no funciona, este circuito se ha atascado y el sistema financiero vive en una paradoja.

Por un lado, el mundo está inundado de dinero. Impulsados ​​por las políticas expansivas de los bancos centrales (BCE y Reserva Federal), que siguen comprando dinero a tipos cero o negativos. O por qué los mercados de valores envueltos en la incertidumbre de COVID asustan a los inversores, particularmente en Europa: el Dow Jones Euro Stoxx cayó un 6,6% interanual, el Cac40 (el índice francés) un 12%, el Ftse100 (Londres) en un 19%, el Ftse Mib (Milán) en un 11,3%.

En septiembre, en España, la capitalización de la bolsa fue de 757 mil millones de euros (499 en Italia), 285 mil millones menos que un año antes (95 en Italia). Así, crecientes masas de dinero han salido de las inversiones y se están "aparcando" en las cuentas corrientes: los depósitos bancarios en nuestro país se han incrementado en más de 40.300 millones de euros respecto al año anterior (un 10% más que en la anterior crisis). Por otro lado, los préstamos están cayendo. El crédito está en juego.

Y no se trata de la pandemia, que ciertamente agrava el panorama, y ​​en parte lo confunde. De hecho, el aparente crecimiento del crédito bancario que se ha registrado en los últimos meses se debe simplemente al gran stock de préstamos suspendidos, las famosas "moratorias", que contribuyen a mantener artificialmente alta la cartera crediticia existente de los bancos. Basta considerar que los aproximadamente 1,28 millones de solicitudes de moratoria vinculadas a la pandemia no está muy lejos de cuánto ha caído el crédito a las pequeñas empresas en la última década. El dinero que se encuentra en las cuentas corrientes, en los depósitos, que los bancos centrales siguen garantizando a las economías, no va a donde debería.

El crédito está estrangulado por la dinámica del mercado bancario y su regulación ineficaz, de las finanzas y su autorreferencialidad incesante: cada vez más concentrado en unas pocas manos, en busca de rendimientos crecientes, lejos de la economía real.

Entonces es el momento de relanzar la tercera función del ahorro, menos conocida y celebrada, quizás porque es menos conveniente para los dogmas liberales: la solidaridad y la fuerza mutua de aquellos muchos que, teniendo poco y uniendo sus recursos, pueden hacer mucho. Es la historia de la cooperación bancaria, en parte de las ahora desaparecidas cajas de ahorros, así como de algunas fuerzas sindicales autoorganizadas.

Hoy este testimonio es recogido por el movimiento de finanzas éticas, que cada día con coherencia y rigor, declina la actualidad financiera sobre la base de valores explícitos de interés general, en nuestro país y en todo el mundo.

Si celebramos el día del ahorro, que sea para ser recuperar el gran poder que tenemos en nuestros bolsillos, en las cuentas corrientes, en los teléfonos móviles: por pequeños que sean nuestros ahorros, en estos tiempos difíciles, si estamos unidos y canalizados hacia formas más justas de circuitos financieros: aún pueden marcar la diferencia, ayudando a dar forma a un mundo mejor.

Accede a Depósitos para conocer nuestro catálogo. 

Comentarios

COMENTARIOS

Cerca de Fiare, cerca de ti