El trabajo del nuevo Comité de Ética ha comenzado

Banca Etica Blog

El trabajo del nuevo Comité de Ética ha comenzado

7 Julio 2020

Los dilemas operativos y éticos que Banca Etica debe afrontar en este 2020 son muy  importantes, teniendo en cuenta que la OCDE ha considerado España e Italia entre los 4 países más golpeados del mundo por la pandemia en términos de crisis económica. Debía ser este el año de reelaboración de la estrategia general del banco, pero el proceso se ha visto ralentizado, porque no tiene sentido programar ante tanta incertidumbre, y sin poder ni tan solo encontrarse para realizar debates presenciales. Sabemos que la economía global está viviendo la recesión más profunda desde la Gran Depresión de los años 30 y que, en estas condiciones, mutualidad, sostenibilidad y solidaridad son ingredientes necesarios para sobrevivir.

También el nuevo Comité de Ética de nuestro banco ha debido iniciar sus trabajos sin un encuentro presencial, entre los elegidos por las personas socias, siendo un Comité con una composición totalmente nueva. Son personas que no se conocían entre ellas pero que han podido constatar su heterogeneidad de intereses, la armonía del grupo y la sintonía respecto a los valores básicos de las finanzas éticas. Después de la renuncia al cargo por motivos personales de Riccardo Milano, para cumplir con el principio de la diversidad de género, el Comité ha convocado al primer hombre no elegido: Piero D’Argento, candidato de la Mesa de Socias de Referencia y apoyado también por las personas socias trabajadoras.

En su composición definitiva el Comité ha decidido adoptar el método del consenso para tomar sus  decisiones, y ha realizado la definición de los distintos roles, optando por restituir colectivamente a los socios y socias este primer mes de trabajo.

Martina Pignatti Morano ha sido elegida Presidenta del Comité de Ética y ha comenzado a asistir al CdA del banco, el cual ha elegido a Marina Galati como miembro encargada de las relaciones entre los dos órganos. Martina dará prioridad a la comunicación  y a las relaciones entre el Comité de Ética y los representantes de las personas socias y de los distintos departamentos de Banca Etica, dándose como primer objetivo la promoción de la transparencia hacia los socios y las socias, y no solo sobre las actividades y resultados del banco, sino también sobre los procesos de decisión. Mantiene asimismo un fuerte interés personal hacia las actividades internacionales del banco, el desarme y la reconversión de la industria bélica para usos civiles, que necesita un apuntalamiento por parte de las instituciones financieras. No basta en ser una “banca desarmada” es posible y necesario ser una “banca desarmante”, dando apoyo a las empresas que renuncien a trabajar en cuestiones bélicas por motivos éticos.

Renato Camarda ha sido elegido Vicepresidente del Comité y trabajará en equipo con Martina para la coordinación del mismo. Dará apoyo en particular a los miembros designados para hacer seguimiento del Organismo di Vigilanza e l’Osservatorio Banche e Assicurazioni, por cuanto tiene como interés principal la relación de Banca Etica con la legalidad. Legalidad en este caso entendida sobretodo como lucha contra la criminalidad organizada presente en todos los países y capaz de controlar áreas muy extensas. Banca Etica es ya muy activa apoyando iniciativas económicas que se enfrentan a la mafia. Ahora se trata de estudiar el impacto de estas iniciativas, especialmente en el período post Covid, teniendo en cuenta que  la inmensa liquidez de la que disfrutan las mafias representa una grave amenaza para pequeñas y grandes empresas. El Comité Ético puede recoger análisis y propuestas dentro y fuera de la comunidad del banco, y presentarlas al CdA.

Ángela Santos Sánchez participará en las reuniones del Organismo de Vigilancia, que tiene el encargo de vigilar el respeto al Código Ético del banco. Ángela sigue con preocupación las prácticas de manipulación de la opinión pública por parte de grandes empresas o Sociedades Benefit a través del social-washing o green-washing, marketing o simplemente con la búsqueda de ventajas fiscales, y pretende trabajar para apoyar prácticas de resistencia y colaboración con las redes sociales que trabajan en estos temas. Se interesa también por los modelos de propiedad pública o comunitaria que estimulan formas alternativas de producción, trabajo y consumo en diversos ámbitos. En términos metodológicos, ha expresado la intención de reforzar las dimensión democrática y participativa de nuestra cooperativa bancaria, prestando atención al lenguaje, para que no sea excesivamente técnico y excluyente.

Nora Rodríguez se sentará en el Osservatorio Banche e Assicurazioni, coherentemente con su compromiso personal y político demostrado desde el 2007 en Vicenza, cuando supo de la inminente construcción de una nueva base militar estadounidense con el apoyo de la Banca Popolare Vicentina. Desde aquel momento Nora se esforzó para investigar la relación entre los programas y proyectos militares, banca armada, y seguros.

Aportará también su trabajo basado en el  interés por el mundo de las finanzas éticas que tiene raíces lejanas, concretamente en la Argentina de la crisis económica y de la auto-organización de trabajadores y desheredados,  más tarde desarrollado en Italia a partir de su trabajo en el mundo del asociacionismo y concretamente en el sector del Servicio Civi. Nora ha podido profundizar sus conocimientos sobre la no-violencia, conociendo diversas realidades que componen el panorama del pacifismo italiano y europeo.

Javier Mendoza Jiménez colaborará con Nora siguiendo los trabajos del Osservatorio Banche e Assicurazioni, también en base a sus estudios sobre la Responsabilidad Social Corporativa. En el Comité traerá su experiencia de economista interesado en conocer bien el funcionamiento de una organización como Banca Etica, que se basa en principios alternativos respecto al sistema económico y financiero dominante. Pretende contribuir en particular en indagar cómo las instituciones financieras pueden contribuir a una distribución más justa de la riqueza y a la elaboración e implementación de políticas económicas como el Ingreso Mínimo Vital, apenas establecido en España

Maria Francesca De Tullio representará al Comité de Etica en el Consejo Directivo de la Fondazione Finanza Etica. Su compromiso parte de la idea de unas finanzas públicas y privadas orientadas a los derechos sociales, que superen la lógica de la austeridad y den prioridad a los derechos sociales, y partiendo del rechazo de la deuda pública ilegítima, que no tiene en cuenta los intereses de la ciudadanía. Es activa en el movimiento de bienes comunes emergentes y para uso cívico, y analiza cómo las prácticas mutualistas y solidarias - desencadenadas por la reapropiación colectiva de espacios horizontales y abiertos- pueden inspirar nuevas instituciones financieras, basadas en la redistribución según principios de no exclusión, y principalmente de antirracismo, antifascismo y antisexismo. Está interesada en el rol de las finanzas éticas por su capacidad de poner en valor la “rentabilidad cívica” de las experiencias sociales y por ello también en la búsqueda de formas de valorización inmobiliaria diversas de la privatización o la especulación, que crean barreras y expulsiones del espacio público.

Pietro D’Argento colaborará con Maria Francesca en la preparación de propuestas para la Fondazione Finanza Etica y por ello pretende trabajar el tema de la educación crítica a las finanzas, con una atención particular a las generaciones más jóvenes, al mundo de la escuela, y a las organizaciones el tercer sector entendidas de manera amplia. Considera que los márgenes de desarrollo de actividades culturales (y por ello políticas) en esta dirección son amplias y pueden producir resultados interesantes en el tiempo. Al mismo tiempo está muy interesado en las experiencias de asset building para las personas en condiciones de pobreza, entendiéndolo como instrumento de educación para el ahorro y la gestión del patrimonio.

COMENTARIOS

Cerca de Fiare, cerca de ti