La Pablo Renovable, la energía fotovoltaica como herramienta social

La Pablo Renovable, la energía fotovoltaica como herramienta social

30 Novembro 2022

La Pablo Renovable, la comunidad vecinal energética que agrupa a cerca de la mitad de las viviendas de la urbanización Pablo Iglesias de Rivas-Vaciamadrid, unas 500 casas ya, quiere convertirse en el mayor barrio solar de España.

Las 10 comunidades de propietarios que componen el barrio ya han acordado contratar la realización de las instalaciones fotovoltaicas. La compañía instaladora elegida es Ecooo, cooperativa con amplia experiencia en autoconsumo residencial. La inversión es de 3.100 euros por vivienda: 1,5 millones en total, según informan en una nota de prensa.

Los vecinos y vecinas de La Pablo Renovable buscaron un nuevo modelo energético basado en el autoconsumo y decidieron pasar de la queja a la acción, constituyeron su comunidad y, en breve, comenzarán la instalación de paneles solares en los tejados de sus edificios.

Esta comunidad, inició su andadura en junio pasado, «cansados de facturas de la luz inabordables y del oligopolio eléctrico”, apunta Ana Lillo vecina y una de las impulsoras del proyecto. Hablamos con ella de cómo ha sido el proceso.

¿Por qué habéis puesto en marcha una comunidad energética?

Porque queremos seguir teniendo un planeta habitable en el que vivir y disfrutar de una energía más ecológica y barata. Porque la contaminación, la emergencia climática y los abusos de las compañías energéticas se afrontan mucho mejor si la ciudadanía nos movilizamos y nos organizamos. 

 

¿Qué pasos habéis dado para constituirla?

Arrancamos en junio de 2021, con una fase inicial sobre todo de estudio, formación y divulgación, tareas que hay que seguir haciendo. Llegamos a la conclusión de que además de empezar con acciones de ahorro y eficiencia energética, podíamos dar el salto a ser autoproductores y autoconsumir nuestra electricidad aprovechando las cubiertas de nuestros bloques, empleando la vía más sencilla a nuestro alcance, que es que nuestras comunidades de propietarios aprobaran la realización de instalaciones de autoconsumo colectivo en estos edificios.

Entre febrero y abril de 2022 celebramos las 10 juntas de las 10 comunidades de propietarios que componen nuestro barrio, que autorizaron el uso de las cubiertas. Después se apuntó el vecindario interesado (casi 500 de las 939 viviendas que componen la urbanización), realizamos un proceso de licitación, seleccionamos dos compañías finalistas y, en octubre de 2022, celebramos de nuevo 10  juntas de propietarios en las que elegimos compañía instaladora, la inversión necesaria por vivienda y demás detalles.

 


Ahora estamos en el proceso de completar los pagos de las viviendas participantes, firmar contrato con la empresa instaladora, iniciar los trabajos y obras para realizar las instalaciones de autoconsumo colectivo fotovoltaico, que terminarán a lo largo de 2023.

No obstante, nuestros objetivos van más allá. Queremos que todo nuestro municipio se movilice en esta dirección y tener acceso a más producción energética, pues la que logramos con el espacio que tenemos en nuestras cubiertas para paneles fotovoltaicos no es suficiente para lograr toda la energía que necesita nuestro barrio. Por eso estamos apoyando que se cree una gran comunidad energética en Rivas Vaciamadrid, en la que podamos integrarnos el vecindario de todo el municipio, sus empresas, el Ayuntamiento y todas las entidades que quieran. Juntos podemos poner en marcha más instalaciones renovables para incrementar nuestra autonomía energética.

¿Qué beneficios aporta a los usuarios?

El primer beneficio que está aportando ya a nuestro barrio todo este proceso es el de ampliar y mejorar la relación del vecindario. Todo este proceso está resultando muy enriquecedor, alegre e incluso divertido. Nos está permitiendo conocernos más las vecinas y vecinos, y hasta hemos ganado un concurso en los carnavales de Rivas.

 

Está resultando maravilloso este proceso de participación en que cada uno está aportando lo que sabe y puede, en las comisiones creadas, poniendo carteles por el barrio, haciendo el diseño de un logo, participando en los vídeos que hacemos... Volviendo al tema energético, con nuestras actividades estamos fomentando medidas de ahorro y eficiencia, que suponen que el vecindario se está empezando ahorrar dinero, gracias a la reducción de potencias eléctricas contratadas, la recomendación de pasarse a la tarifa TUR de gas o la mejora de hábitos de consumo. Finalmente, cuando tengamos en marcha las instalaciones de autoconsumo colectivo, vamos a reducir nuestra contaminación y conseguir unos ahorros en nuestras facturas eléctricas que, en el mejor de los casos, pueden llegar hasta casi los 500€ anuales.

¿Qué entidades os han apoyado en el proceso?

En el arranque del proceso ha sido importante contar con la experiencia de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, así como con las guías y publicaciones realizadas por el IDAE, Amigos de la Tierra y las cooperativas energéticas Som Energia y La Corriente. También los contactos con las empresas instaladoras nos han ayudado para ir clarificando lo que podíamos hacer, especialmente con Ecooo, que es la compañía que finalmente hemos elegido para realizar las instalaciones fotovoltaicas, y con E4e Soluciones, que es la empresa con la que estamos gestionando las solicitudes de ayudas al autoconsumo que gestiona la Comunidad de Madrid mediante FENERCOM, otra entidad que que ha respondido a las consultas que les hicimos.

Los técnicos y concejales del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid también están siendo de ayuda, pues nos están clarificando los trámites municipales necesarios y está la bonificación del IBI, que supone una ayuda financiera importante al reducirse el 50% de este impuesto durante 3 años a las viviendas de nuestro barrio que disfruten del autoconsumo. Además hay que destacar que hemos sido una de las entidades premiadas en el concurso Germinador Social, organizado por Som Energia y Coop57, lo que ha supuesto una gran alegría por el reconocimiento que supone.

Finalmente, FIARE también ha supuesto una gran ayuda, pues ha facilitado préstamos a vecinos y vecinas para que pudieran realizar la inversión necesaria de 3.100€. Sin este apoyo financiero estas personas no habrían podido participar en las instalaciones fotovoltaicas. Así que estamos muy contentas por toda la ayuda recibida y aprovechamos esta ocasión para dar las gracias a todas las entidades y personas que nos están apoyando en este proceso

Más información en:  lapablorenovable@gmail.com

COMENTARIOS

Preto de Fiare, preto de ti.