Fiare Banca Etica es un buen socio para trabajar por su compromiso con la transformación social

Banca Etica Blog

Fiare Banca Etica es un buen socio para trabajar por su compromiso con la transformación social

27 Septiembre 2021
Entrevistamos a María Teresa Suárez Vega, subdirectora general de participación, desarrollo humano y territorial del Secretariado Gitano.

El covid ha tenido un grave impacto social en la población gitana, afectando a la alimentación, al acceso de energía, etc. ¿Cuáles han sido las propuestas desde el Secretariado Gitano ante esta situación?

2020 ha estado marcado por la pandemia y la crisis socio-sanitaria generada por la misma. Por ello, nos vimos obligados a adaptar nuestra intervención a las condiciones impuestas por el confinamiento y las medidas de prevención.

Cuando otros recursos estaban paralizados, pusimos en marcha iniciativas muy concretas para paliar la situación de extrema urgencia que estaban viviendo miles de familias gitanas; lo primero que hicimos fue lanzar una encuesta a 11.000 de nuestros participantes para conocer sus necesidades.
Un 40% de los hogares sufría entonces problemas para hacer frente a necesidades básicas, incluida la alimentación. También, la desconexión de los niños y niñas con sus centros escolares y el efecto concreto de la brecha digital.

Tomamos la decisión de lanzar un Fondo de Emergencia Social con el que pudimos atender las necesidades básicas de 4.900 familias, con impacto en 20.700 personas, y a 1.600 niños y niñas de 543 hogares que recibieron conexión de datos y equipamientos informáticos para continuar con su curso escolar.

Además, hemos acompañado a 16.779 personas en programas de lucha contra la Pobreza y la Exclusión y más de 8.000 familias han sido apoyadas a través servicio de Información y Apoyo para la Tramitación del Ingreso Mínimo Vital.

Todo lo hemos llevado adelante mientras dábamos también continuidad al desarrollo de los distintos programas que coordinamos desde la FSG, centrados especialmente en la mejora de la empleabilidad de las personas gitanas y la promoción del éxito educativo del alumnado gitano.

¿Cuáles son los retos actuales según vuestra opinión de la comunidad gitana?

Aunque se ha avanzado mucho en los últimos 40 años, desafortunadamente, gran parte de la población gitana sufre una fuerte desigualdad y desprotección en el acceso a derechos económicos y sociales, en relación al conjunto de la población. El 46% es extremadamente pobre; la tasa de pobreza infantil se sitúa en un 89% y la tasa de paro es de un 52% además 6 de cada 10 niños y niñas gitanos abandonan sus estudios antes de obtener el título de la ESO.

Para revertir esta situación, es prioritario abordar el bajo nivel educativo que afecta a la población gitana poniendo en marcha un Plan de choque contra el fracaso escolar del alumnado gitano que garantice que todos los jóvenes gitanos y gitanas terminen al menos la educación obligatoria; son también necesarias medidas específicas para erradicar la alta incidencia de la pobreza extrema y la pobreza infantil en la población gitana.

Romper los círculos de pobreza y exclusión social requiere de proyectos con una inversión a medio largo plazo, es necesario que por parte de administración se pongan también en marcha políticas activas de empleo en cuyo diseño e implementación se tengan en cuenta las necesidades de la población gitana.

Y sobre los estereotipos sobre los cuales cuesta tanto luchar, ¿qué avances y desafíos tenemos todavía por delante?

La lucha contra la discriminación es otro de los principales retos a los que las personas gitanas tienen que enfrentarse en su día a día, la comunidad gitana es la gran desconocida para la sociedad mayoritaria y si se da a conocer suele ser fundamentalmente a través de la difusión de estereotipos muy arraigados que no reflejan la diversidad de las personas gitanas y que provocan en gran medida actitudes discriminatorias.

Este tipo de actitudes que pueden verse reflejadas en distintos ámbitos de la vida cotidiana pueden ser por ejemplo, la denegación del acceso a un lugar de ocio, el rechazo a la hora de solicitar un puesto de trabajo, o incluso que te persigan en un supermercado por tener un aspecto determinado. Situaciones que se reducirían sustancialmente si, por un lado, tuviéramos un buen marco normativo que proteja a las víctimas de cualquier tipo de discriminación; también la discriminación racial o étnica y por otro lado si se acabara con la difusión de estereotipos en determinados espacios como son los medios de comunicación, los libros de texto, el cine o la literatura.

Durante la pandemia hemos percibido cómo las actitudes de rechazo hacia la comunidad gitana se han incrementado. Hemos asistido a un agravamiento de prácticas estigmatizadoras de los medios de comunicación y también hemos vivido un recrudecimiento del discurso de odio contra la comunidad gitana, lo cual ha venido a demostrar hasta qué punto en momentos de crisis salen a relucir los prejuicios que desgraciadamente todavía existen sobre la población gitana y que afectan directamente al ejercicio de sus derechos.

¿Por qué habéis elegido trabajar con Fiare Banca Etica?

Por nuestra experiencia, podemos decir que las alianzas entre el tercer sector y la empresa privada se han consolidado mucho durante los últimos años, obteniendo muy buenos resultados en ámbito social. El último año, con la crisis sociosanitaria y económica de la Covid 19, hemos comprobado una vez más que la colaboración entre ambos sectores puede ser de gran ayuda para las personas en situación de gran vulnerabilidad, algo que pudimos comprobar con la puesta en marcha del mencionado Fondo de Emergencia Social.

Fiare Banca Etica nos parece un buen socio para trabajar, por ser un Banco cooperativo de referencia en Europa y por su compromiso con la transformación social a través del apoyo de proyectos del tercer sector, la economía social y solidaria y la promoción de una cultura financiera. Además, damos valor a su forma de involucrar a trabajadores y clientes en estos proyectos, de forma que sea un vehículo donde las personas que quieran puedan ayudar a quien más lo necesita.

¿Qué significa para vosotros ser socios de nuestro banco cooperativo?

Estamos muy ilusionados con esta colaboración que comenzamos, ya que hemos comprobado que tenemos varias líneas de actuación en las que podemos trabajar de forma conjunta, desarrollando iniciativas a favor de las personas gitanas que más lo necesitan.

El apoyo de Fiare Banca Etica a la hora de difundir nuestro trabajo e incluso apoyar directamente nuestros programas y poder involucrar a los trabajadores y clientes en lo que hacemos, nos parece muy importante para llegar a más personas, que nos conozcan y quieran unirse a nuestros proyectos. La construcción de una sociedad más justa y tolerante es responsabilidad de todos.

Esta alianza supone reforzar los proyectos que en la Fundación Secretariado Gitano desarrollamos, tanto de empleo, como de educación o inclusión social y que suponen una palanca de cambio real en la vida de muchas personas gitanas.

COMENTARIOS

Cerca de Fiare, cerca de ti