Menu
Abrir

Banca Etica Blog

Entrevista a Carlos Askunze de REAS

10 Agosto 2015

Entrevista a Carlos Askunze, miembro del Comité de Coordinación de REAS Red de Redes y Referente de la Zona Norte de Fiare Banca Etica

¿Cuándo nace Reas y con qué objetivo?

REAS nace como una plataforma de organizaciones en 1995 (por lo que actualmente estamos celebrando el 20 aniversario), si bien es en 1997 cuando se transforma en una red de redes territoriales y sectoriales de Economía Solidaria, pasando a denominarse REAS-Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria. Su objetivo general es el de trabajar en el Estado español en la extensión de la economía solidaria, como concepto y práctica transformadora a través del impulso de iniciativas económicas de carácter alternativo, y también como movimiento social y sujeto político y económico a través del trabajo en red y su relación con otras organizaciones y agentes sociales.

¿Cómo definís la Economía Solidaria desde Reas?

Entendemos la Economía Solidaria como una visión y una práctica que reivindica la economía como medio –y no como fin– al servicio de la mejora de la calidad de vida de las personas, la comunidad y su medioambiente. Un economía que coloca en el centro de su actividad el buen vivir personal y colectivo, así como la sostenibilidad de la vida; que resitúa, por tanto, la verdadera función de la economía y la conecta, sin preponderancia, con el resto de esferas social, política o cultural.

Se trata, por tanto, de una práctica fundamentalmente transformadora, que choca con el modelo capitalista, concediendo a las personas, sus necesidades, capacidades y trabajo un valor por encima del capital y de su acumulación, a la vez que reivindica un modelo socioeconómico más redistributivo y equitativo. Una economía que huye de una concepción ligada al modelo productivista-crecentista que prima la acumulación del capital por encima del desarrollo de las personas y es ajeno a los daños sociales y ambientales producidos en la consecución de sus objetivos.

¿Cuáles son los criterios por los que se rige la Red?

REAS Red de Redes, al igual que sus redes territoriales y sectoriales así como las empresas y organizaciones que las forman, se rige por los seis principios de la Carta de la Economía Solidaria que, muy resumidamente, son los siguientes:
• Equidad: reconocimiento de la igualdad, en dignidad, derechos y posibilidades de todas las personas, asumiendo y respetando a la vez sus diferencias.
• Trabajo: considerado en todas sus dimensiones: productivo, reproductivo y voluntario. Empleo para la producción de bienes útiles y necesarios. Trabajos que promueven el desarrollo de las capacidades de las personas.
• Sostenibilidad ambiental: como límite a las acciones económicas, como defensa del equilibrio de la vida y como compromiso con el futuro de la humanidad.
Cooperación: una práctica participativa y democrática que fomenta el aprendizaje y la construcción colaborativa y el trabajo cooperativo.
• Sin fines lucrativos: balances que tienen en cuenta el impacto de la actividad, donde se establece la redistribución y reinversión de beneficios frente a su concentración o uso especulativo.
• Compromiso con el entorno: cooperación con otras redes como camino para que las experiencias concretas puedan generar un modelo socioeconómico alternativo.
Desde REAS promovemos que todas las entidades pertenecientes a sus redes socias realicen auditorías o balances sociales que cuentan con indicadores basados en estos principios, como herramienta de autoevaluación y de mejora, así como de refuerzo de la identidad común.

¿Cómo se organiza?

REAS Red de Redes tiene una estructura confederal de carácter descentralizado, participativo y democrático. Entendemos, en este caso, una estructura confederal como una entidad que surge de una alianza entre diferentes organizaciones (redes territoriales y sectoriales) con el objetivo de desarrollar unos fines de interés común, sin que cada uno de sus miembros pierdan sus respectivas soberanías, tanto en lo que respecta a su organización y gestión interna, como en lo que respecta a sus relaciones con otras organizaciones, manteniendo altas cotas de autonomía, pero delegando de mutuo acuerdo una parte de ella en la estructura confederal para alcanzar los fines mutuamente acordados.

Su órgano máximo de decisión es la Asamblea, conformada por representantes de todas las redes socias que, en la actualidad, son 14 territoriales y 4 sectoriales: AERESS-Asociación Española de Recuperadores de la Economía Social y Solidaria, Mesa del Sistema de Finanzas Éticas (conformada por Fiare, Coop 57, Oikocredit y CAES-Cooperación para el aseguramiento ético y solidario, Coordinadora estatal de Comercio Justo y Som Energia (en representación de un proceso de trabajo en red de todas las cooperativas de generación, comercialización y consumo de energías alternativas). Cuenta así mismo, con un Consejo Confederal, elegido por la Asamblea para desarrollar el Plan de Trabajo anual y un Comité de Coordinación para las labores cotidianas de coordinación, apoyado en una Secretaría Técnica de carácter profesional.

Contamos en el Consejo Confederal con responsables de las diferentes líneas estratégicas, así como de grupos o comisiones de trabajo para temáticas concretas (auditoría social, comunicación, mercado social…). Así mismo damos mucha importancia a los distintos espacios de encuentro de todo el movimiento (Idearia, Congreso de Economía Social y Solidaria…).

Fiare es socia desde 2008, ¿qué aporta a la Red?

Lo primero que hay que decir es que en 2008 se firmó un acuerdo entre lo que entonces era la estructura de Fiare y REAS red de Redes por el cual se establecía un compromiso mutuo, por lo que la aportación es de doble dirección: el de promover la construcción del proyecto Fiare por parte de REAS y el de Fiare por impulsar el movimiento de la economía solidaria a través de su configuración como sectorial de banca ética en REAS. En la actualidad la sectorial en REAS ha pasado a ser la Mesa del Sistema de Finanzas Éticas, cuya representación ejerce Fiare.

Podemos decir que Fiare es la banca ética del movimiento de la economía solidaria, ya que REAS ha participado como un agente significativo (tanto a nivel estatal como territorial) en su construcción y participa comprometidamente en su desarrollo actual, tanto en sus estructura cooperativa como a través de su presencia en el Patronato de la Fundación Fiare. Por otro lado, Fiare mantiene una relación comercial y social preferente con REAS, a través del impulso de una Libreta Redes propia, el desarrollo de servicios financieros específicos o las aportaciones que REAS realiza a la hora de diseñar futuros productos financieros adaptados y al servicio del sostenimiento y crecimiento de la Economía Solidaria.

Reas promueve desde hace años el Mercado Social ¿Qué es?

El Mercado Social es una iniciativa promovida por REAS con el objetivo de impulsar prácticas alternativas al servicio de las personas y de la sostenibilidad de la vida. Un mercado en el que entidades y empresas de Economía Solidaria intercooperan para ser significativas económicamente y en el que productores y productoras controlan la venta y distribución de lo que producen. Un mercado en el que las personas consumidoras participan activamente para multiplicar la fuerza que poseen de forma aislada y cuyo objetivo no es el ánimo de lucro, sino contribuir a construir una economía y un mundo más justo y sostenible.

Se trata, en definitiva, de una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios y aprendizaje común que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios, en un territorio determinado, constituida tanto por empresas y entidades de la economía solidaria como por consumidores individuales y colectivos. Un mercado, en definitiva, que permita desconectarnos, tanto como sea posible, del mercado capitalista.

¿Cómo se organiza la Economía Solidaria a nivel internacional?

En la actualidad la red que aglutina globalmente a la Economía Solidaria es RIPESS-Red Intercontinental de Promoción de la Economía Social y Solidaria, que agrupa a 82 redes estatales y regionales en los 5 continentes: 18 en Asia, 14 en África, 26 en Europa, 20 en Latinoamérica y 4 en Norteamérica. La vinculación a este movimiento por parte de REAS Red de Redes es a través de RIPESS Europa.

Hay que señalar, así mismo, la importancia de la participación de redes y organizaciones de REAS en otras redes de carácter sectorial de la Economía Solidaria. Es el caso de las finanzas éticas en FEBEA (Federación Europea de Bancos Éticos y Alternativos) y en INAISE (Asociación Internacional de Inversores en Economía Social); el ámbito de la recuperación y medio ambiente en RREUSE (Empresas Sociales de Reutilización y Reciclaje en Europa); las cooperativas de energías renovables en REScoop (Federación de grupos y cooperativas ciudadanas para la energía renovable en Europa); el comercio justo en WFTO (Organización Mundial del Comercio Justo); o las empresas de inserción en ENSIE (Red Europea de
Empresas de Inserción Social).

¿La crisis ha hecho que haya más gente que busque alternativas y se acerque a la Economía Solidaria?

Es obvio que las crisis (no se trata solamente de una crisis financiera o económica, sino ambiental, de cuidados, política, de valores…) están demostrando que el capitalismo es incapaz de responder a las necesidades y retos económicos, ambientales, sociales y políticos de las personas, de los pueblos y de nuestro mundo. El mantenimiento y crecimiento de la injusticia, la violencia, el patriarcado, la insostenibilidad ambiental y la exclusión social de cada vez más sectores de la población en nuestras sociedades y en el mundo, están haciendo que las personas seamos cada vez más conscientes de la necesidad de impulsar un cambio de rumbo en profundidad. A ello responde el nacimiento de diferentes movimientos sociales de indignación, los de respuesta al poder de las transnacionales y los acuerdos internacionales de libre comercio, el repunte de otros tradicionales como el ecologista o el feminista, el nacimiento de nuevas expresiones y formas organizativas de intervención política, etc.

Y, claro, cada vez más gente se acerca al movimiento de la Economía Solidaria, fundamentalmente porque, además de ofrecer un enfoque crítico y rupturista con la situación económica y social actual, promueve iniciativas concretas que, cotidianamente, pueden construirse con la participación de las personas: en el consumo, en los servicios financieros, en la alimentación, en la energía, en el vestido, etc. existen posibilidades, en primer lugar, de desarrollar alternativas al mercado capitalista y, en segundo lugar, de poder ser coherentes y hacer confluir nuestros valores y la ética con la vida diaria.

¿Cuáles son los objetivos para este año de REAS?

Este año es un objetivo prioritario asentar y desarrollar la nueva estructura confederal aprobada en 2014. Con ello, pretendemos fundamentalmente fortalecernos como sujeto político, por lo que también es un año de desarrollar propuestas en el ámbito de las políticas públicas, contiendas electorales, tejer alianzas con otros movimientos sociales, impulsar nuestra presencia en el ámbito más general de la Economía Social, etc.

Así mismo, no podemos olvidar que es un ámbito propio la incidencia económica, por lo que sigue siendo un objetivo el generar más y mejor Economía Solidaria, a través del desarrollo del Mercado Social, el impulso de sectores estratégicos como las finanzas éticas o las energías renovables, o la apertura de una nueva línea de trabajo relacionada con el apoyo a la intercooperación empresarial y el emprendizaje colectivo en Economía Solidaria.

Mantendremos el trabajo en auditoría y balance social, el refuerzo de nuestra presencia en redes internacionales, el impulso de los procesos de comunicación y, especialmente, el desarrollo y mejora del Portal web de Economía Solidaria (www.economiasolidaria.org).

En fin, un año, como no podía ser menos, lleno de retos en la apasionante tarea de contribuir a la transformación de nuestro mundo desde la Economía Solidaria; un mundo que queremos más justo y solidario, donde la sostenibilidad de la vida esté en el centro de todos los nuevos procesos económicos, sociales y políticos abiertos.

COMENTARIOS