Fiare Banca Etica, herramienta financiera para la transformación económica (Parte II)

Banca Etica Blog

Fiare Banca Etica, herramienta financiera para la transformación económica (Parte II)

19 Enero 2021

Por Carlos Askunze Elizaga (REAS Euskadi y Fundación Finanzas Éticas)

Fiare Banca Etica, al igual que el conjunto de la Economía Social y Solidaria, así como de todas las economías transformadoras, persigue aumentar su impacto económico: hacer más y mejores prácticas financieras y económicas, para trasformar la economía y con ella la sociedad y el planeta. Formamos parte de un movimiento social y político, pero, fundamentalmente, de carácter económico. Y, en ese sentido, su estrategia prioritaria es aumentar su actividad económica, a través del aumento del capital social, de su implantación como opción de servicios financieros en cada vez más sectores de la ciudadanía y de su crecimiento en financiación de iniciativas y agentes que contribuyan, a través de variadas formas y en diferentes ámbitos, al cambio y a la transición ecosocial necesaria.

Nos encontramos, por tanto, ante un reto que tienen que ver con la movilización de recursos económicos de cada vez mayor número de personas y entidades, de manera pasen a formar parte de un circuito financiero que articule un mercado social paralelo y alternativo al convencional.

Ya Fiare Banca Etica (y, por supuesto, el conjunto de Banca Ética) es una herramienta significativa de activación de recursos económicos al servicio de la transformación social: sus datos de personas y entidades socias, capital social, depósitos y financiaciones dan cuenta de ello. Especialmente desde el inicio de la pandemia, en el Fiare Banca Etica, se han otorgado más de 37 millones de euros en nuevo crédito (lo que demuestra su pertinencia en momentos de especial necesidad) y ha recogido más de 27 millones de euros en depósitos (lo que demuestra, aunque en menor medida, la captación de nueva clientela de ahorro). Cada euro ha contribuido a aumentar el circuito del mercado social, a sostener entidades y proyectos en momentos de emergencia y a ofrecer alternativas en tiempos de incertidumbre. En relación con el año 2019, el crecimiento en crédito ha aumentado en 2020 en un 70% y en más de 200 nuevas operaciones.  

Crecer en base asociativa y crecer en capital social: crecer en impacto

Hay que felicitarse por este crecimiento y, particularmente, por la cada vez mejor y más ágil prestación de servicios por parte de la estructura del banco y por el esfuerzo de su base social en, como no podía ser de otra forma, situarse en momentos de crisis e incertidumbre, al servicio del bien común, la solidaridad y la transformación social. Pero no debemos conformarnos. La aspiración debe ser, como venimos insistiendo, la de ampliar todo lo que sea posible el potencial transformador del banco. Y en esa tarea, el aumento en la cooperativa del número de personas y entidades socias, así como de su capital social es importantísimo.

Se estima, por la regulación bancaria y por la sostenibilidad de la actividad financiera, que por cada 500 euros de capital social, es posible conceder 7.500 euros de nuevo crédito a proyectos dirigidos a la transformación social, ambiental y cultural y, particularmente, en estos tiempos críticos, a sostener iniciativas de solidaridad, así como a contribuir al mantenimiento de organizaciones sociales y entidades de la Economía Social y Solidaria que puedan estar en situaciones de mayor fragilidad.

Como hemos señalado, los retos que enfrentamos son ambiciosos y más aún en momentos como los actuales. El conjunto de la Economía Social y Solidaria y, particularmente, Fiare Banca Etica, está demostrando que es posible aportar propuestas e iniciativas prácticas que construyan un futuro diferente en el que el cuidado de la vida sea el objeto prioritario de toda actividad social, política y, especialmente, económica. Pero el potencial de desarrollo es todavía inmenso y, parar ello, Fiare Banca Ética necesita multiplicar su capacidad de acción transformadora. Y ello solo será posible desde el crecimiento en base social, en su participación y compromiso, así como prioritariamente en su capital social aportado.

Participación y capital social es lo que nuestro banco necesita para contribuir de manera cada vez más significativa a impulsar iniciativas que logren empujar las transiciones ecosociales necesarias. Que nuestro compromiso personal y colectivo de toda la base social que conformamos Fiare Banca Ética, así como del tejido social del conjunto de la Economía Social y Solidaria, se dirija a dicho objetivo. Estaremos ofreciendo así, en estos tiempos sombríos, caminos alternativos y transformadores.

COMENTARIOS

Cerca de Fiare, cerca de ti