Banca Etica se suma a la Cop27 sobre el clima con la GABV

Banca Etica Blog

Banca Etica se suma a la Cop27 sobre el clima con la GABV

9 Noviembre 2022

La voz de las finanzas éticas y también la de Banca Etica, se escuchará en la vigésima séptima "conferencia de las partes" (Cop27, 7-17 noviembre) convocada en Sharm El Sheikh, Egipto, para debatir sobre el futuro del planeta, la economía y los pueblos que lo habitan, ante el avance del cambio climático ya evidente en todas las latitudes.

Banca Etica, pertenece a la Alianza Global para la Banca de Valores (GABV), una organización internacional que reúne a unos setenta "bancos con  valores" en el mundo y fue admitida como observador en la conversación entre las principales instituciones gubernamentales del planeta de esta Cop27 con el objetivo de definir un camino compartido para asegurar un futuro de desarrollo sostenible.

La GABV, cuyos bancos miembros operan para 60 millones de clientes en 40 países de Asia, África, América Latina, América del Norte y Europa y gestionan activos por más de 210.000 millones de dólares, celebrará el “Día de la Banca con Valores” en Dhaka el 10 de noviembre de 2022 con el fin de reafirmar el papel crucial que los bancos deben desempeñar, de manera responsable, para abordar las causas profundas del cambio climático.

En Europa, la financiación del gas y la nuclear se considerará verde

Los temas centrales de esta cumbre serán la seguridad alimentaria, las energías renovables y, por supuesto, el calentamiento global con sus catastróficas consecuencias climáticas.  La comunidad internacional llega a la cita con un retraso gravísimo y sin las inversiones necesarias para frenar el cambio climático.

En los primeros seis años desde la firma del Acuerdo de París sobre el clima, que esperaba poder contener el aumento de la temperatura hasta los 1,5 grados centígrados, los grandes bancos han incumplido sus compromisos inyectando otros 4.600 millones de dólares a la energía fósil e hipotecando el futuro colectivo a través de nuevos proyectos de centrales térmicas de carbón, exploración y extracción de hidrocarburos. Por lo que la credibilidad del papel del Banco Mundial se cuestiona hoy más que nunca.

A un año de la COP26 de 2021 en Glasgow, los recortes reales de emisiones de gases de efecto invernadero prometidos por los participantes en la cumbre del sector público y privado, incluidos los operadores económicos y financieros, podrían permitir que los termómetros dejen de funcionar tras un salto de 2,4 °C en 2030, en el mejor de los casos.

Hace unos días la organización meteorológica mundial decretó que en los últimos 30 años las temperaturas medias en Europa han crecido más del doble de la media del planeta (0,5 en lugar de 0,2).

El desafío de la transición ecológica para los negocios y las finanzas

Por lo tanto, la GABV insta al sector financiero a cumplir sus compromisos durante el "Día de la Banca con Valores" en la COP27 y denuncia que muchos operadores en Escocia que se habían comprometido con la descarbonización continúan financiando combustibles fósiles y nuevas exploraciones para encontrar petróleo, gas y carbón.

Además la GABV señala que varios bancos que se han unido a Glasgow Financial Alliance for Net Zero (GFANZ) se están retirando por temor a ser demandados por no cumplir con los objetivos climáticos, mientras que un informe de Finance Watch estima que 60 de los bancos más grandes del mundo todavía están expuestos por cerca de $ 1,35 billones a actividades relacionadas con los combustibles fósiles.

Y así, por todo lo anterior, es fundamental que la banca y las finanzas convencionales, además de evitar cualquier práctica de greenwashing -un tema crucial-, actúen de inmediato asumiendo su responsabilidad con las consecuencias de sus negocios en los ecosistemas y las personas, como recuerda el director ejecutivo de la GABV, Martin Rohner

"El sector financiero nunca es neutral: los bancos y las compañías de seguros toman decisiones sobre lo que financian y en qué invierten, y estas decisiones tienen un importante impacto en la forma de nuestro futuro colectivo. En los últimos años, hemos visto un aumento en la retórica de los grandes bancos sobre su propósito social y sus objetivos ambientales. Ahora bien, estas grandes palabras deben estar respaldadas por compromisos y acciones reales».

Ante este escenario, en el que las promesas verdes del sector industrial muchas veces se quedan en el papel, hay que asumir la responsabilidad proveniente del mundo financiero, invitado a verse inmediatamente contaminado por un modelo financiero y bancario eficiente y rentable, que excluya inversiones en cadenas de suministro enemigas del medio ambiente, y apoye actividades de bajo impacto climático y capaces de promover los derechos de las personas.

Esta es, de hecho, la única alternativa posible a un negocio como siempre que persigue un desarrollo orientado solo por los beneficios y es incapaz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Ante esto, la presencia de Global Alliance for Banking on Values ​​en la COP27 adquiere un valor muy alto, mostrando cómo se puede frenar el cambio climático gracias al cambio en las finanzas globales.

 

Foto de Austin Schmid en Unsplash

COMENTARIOS

Cerca de Fiare, cerca de ti