Esenciales, aún más en tiempos de pandemia

Banca Etica Blog

Esenciales, aún más en tiempos de pandemia

29 Marzo 2021

La crisis de la COVID  ha paralizado la actividad productiva de buena parte del país, aunque muchas empresas, también de la economía social, continúan activas y otras se han reinventado. Es el caso de muchos de los centros especiales de la Fundación Carlos Martín, cuya actividad productiva les ha convertido en un engranaje más de esa cadena de suministro que ofrecen los considerados “servicios esenciales”  y que es posible gracias a la profesionalidad de trabajadores y trabajadoras con discapacidad intelectual.

Funcarma, uno de estos centros especiales de empleo, que cuenta con el apoyo financiero de Fiare Banca Etica, realiza acondicionamiento secundario de medicamento, producto sanitario y producto cosmético, y bajo la autorización de la Agencia Española del Medicamento al estar su actividad considerada como esencial. Medio centenar de trabajadores y trabajadoras continúan desarrollando su actividad.

Sus  clientes son principalmente laboratorios farmacéuticos que elaboran diferentes tipos de productos y el trabajo de Funcarma es esencial para que continúe funcionando la cadena de producción de estos.

Apostando  por el mantenimiento del empleo como herramienta esencial de inclusión

A principios de la pandemia, la actividad de la entidad se vio repentinamente golpeada, reduciendo drásticamente la cartera de pedidos. La nueva situación ponía en serio peligro estructural la viabilidad del proyecto, contrayendo drásticamente la demanda de los servicios ofrecidos, y por consiguiente, haciendo peligrar el mantenimiento del empleo de los trabajadores en plantilla. Pero Funcarma creó  planes de contingencia, prevención y protección del Empleo como respuesta a la crisis.

Funcarma tomó la decisión de no operar esta situación de crisis a través del modelo de ERTE, apostando decididamente por el mantenimiento del empleo en sus estructuras productivas. Esta decisión, fue promovida, no sin riesgo, al entender que la situación de vulnerabilidad socio-económica de sus operarios con discapacidad, produciría una situación insostenible para muchas de sus familias. Durante el Estado de Alarma se mantuvieron todos los puestos de trabajo, de carácter indefinido.

Trabajadores y trabajadoras de Funcarma han adaptado su rutina a los protocolos de seguridad necesarios para el acceso y desarrollo de su actividad, y se han intensificado además las tareas de limpieza de los elementos que forman parte de producción.

Los valores tras Funcarma

Funcarma es una empresa cuya actividad se desarrolla con criterios de eficacia, competitividad y calidad, y que con un adecuado soporte tecnológico cumple con su objetivo primero que es la empleabilidad de las personas con discapacidad intelectual. Los valores en los que fundamenta su trabajo son:

1. Las personas con discapacidad intelectual: Con sus derechos, posibilidades de cambio y protagonismo propio y elegido. Incluyendo un protocolo para la detección y atención de situaciones de abuso a personas con discapacidad intelectual.
2. La economía social: El capital al servicio de las personas, para la calidad de vida de todos. Productividad económica y social.
3. La solidaridad: Como búsqueda del bien colectivo.
4. La calidad: Como mejora continua y compromiso ético para el producto, servicio y la relación personal. Mejora en las relaciones y procesos.
5. La innovación: Como tecnología para la productividad, las personas y la calidad de vida.
6. La participación: En la definición y mejora de procesos y la consecución de objetivos, compartiendo visión.

http://funcarma.com/

COMENTARIOS

Cerca de Fiare, cerca de ti