JóvenesxFiare en Honduras, un viaje transformador

Banca Etica Blog

JóvenesxFiare en Honduras, un viaje transformador

30 Diciembre 2021

¡Hola! Somos María, Adrián, Jorge y Paula, miembros de Jóvenes Por Fiare (JxFiare), un colectivo de personas socias de Fiare Banca Etica que busca difundir las finanzas éticas, especialmente entre las personas jóvenes. Buscamos hacerlas accesibles, atractivas y cercanas para que cualquiera pueda comprenderlas y participar de ellas si así lo quisiera.

 

El día 5 de noviembre partimos hacia Honduras en un viaje organizado por Fiare Banca Etica y Microfides, con el objetivo de conocer proyectos e iniciativas con alto impacto positivo para luego visibilizar aquí el poder de transformación que tienen las microfinanzas en Centroamérica. Honduras es uno de los países donde el banco, a través de Microfides,  impulsa las microfinanzas a mujeres colaborando con una cooperativa local: la Cooperativa de Ahorro y Crédito Intibucana Limitada (CACIL).

CACIL cuenta con más de 77 millones de euros en total de activos, siendo el 76% de esa cantidad ahorro y aportaciones de los asociados, que en la actualidad son unas 58.000 personas que se dedican principalmente al sector rural y agropecuario. Es la séptima cooperativa más grande de Honduras, y la única en aplicar la metodología del microcrédito y en operar exclusivamente en los departamentos más pobres del país: Intibucá, Lempira y La Paz.

Esto manifiesta una vocación social que es la causa del éxito de la empresa: se busca apoyar y acompañar de manera individualizada a personas con escasos recursos que mediante los servicios de CACIL pueden mejorar sus condiciones de vida. Normalmente, los créditos se destinan al emprendimiento y la mejora de negocios, pero también hay créditos destinados al ámbito doméstico (como puede ser para construir una casa o comprar electrodomésticos y muebles).
De mano de los trabajadores de la cooperativa (Ethel, Eric, Freddy y Wilmer), visitamos distintos proyectos financiados por CACIL.

Por un lado, visitamos proyectos agrícolas. El primero de ellos fue el proyecto de Denis, quien cultivaba fresas mediante un sistema semi hidropónico de regadío por goteo que implicaba una inversión mayor pero también una mayor producción. El segundo fue el de Dominga, que cultivaba hortalizas; ambos representaban un perfil muy extendido entre los asociados de la cooperativa: una iniciativa empresarial de la cual vive una misma familia al completo. El tercero fue Gregorio, cultivador de arroz y plátano, quien pudo financiar gracias al crecimiento de su negocio la atolera de su esposa (una especie de restaurante donde todo se cocina en base a maíz).

Por otro lado, visitamos negocios de procesamiento alimentario. Conocimos una panadería conformada por 7 socios que, en igualdad de condiciones, decidieron pedir un crédito a CACIL y emprender. Asimismo, visitamos Itzae, una asociación de producción, tostado y venta de café especial constituida por 12 socios, 6 de ellos mujeres.

Ellas formaban parte también de APROLMA, la única cooperativa cafetera formada exclusivamente por mujeres de toda Centroamérica, nacida para dar respuesta a la falta de empoderamiento e independencia económica que caracteriza a las mujeres rurales en Honduras. Son 64 cooperativistas productoras de café que, vendiendo bajo la misma marca, han logrado proporcionar un espacio seguro para las mujeres de la comunidad.

Por otro lado, CACIL también financia negocios urbanos en la ciudad de San Juan Intibucá. Visitamos dos negocios de venta de ropa, siendo el segundo de ellos regentado por Myriam, una madre soltera que comenzó vendiendo de manera ambulante y que dio el paso de pedir un crédito y acompañamiento a CACIL. Su historia ha inspirado a numerosas mujeres de la zona, que también se han atrevido a luchar por salir de su difícil situación mediante el apoyo de CACIL.
Estas visitas nos han permitido conocer la realidad de Honduras y su gente de manera aterrizada.

Desde el trato personal hemos observado una desigualdad estructural que afecta principalmente a la población rural, dejándola desprotegida y sin prácticamente acceso a servicios básicos. Hemos visto un patriarcado afilado y persistente que explica el control del sector agrícola por parte de los hombres y la marginalidad que dentro de él sufren las mujeres. No obstante, también hemos visto muchísimas personas organizadas que buscan revertir estas dinámicas y dignificar las vidas hondureñas.

CACIL es un buen ejemplo de ello. Las microfinanzas tienen allí un impacto inmenso, pues han logrado ser un motor que impulsa una economía distribuida y resiliente en el territorio. En el caso de CACIL, esto ha sido gracias a su excelente funcionamiento y su apuesta por las personas empobrecidas. Sus mecanismos son ingeniosos y eficaces, pues consiguen que personas que no tienen acceso a productos financieros (ya sea por no tener garantías suficientes, por vivir en comunidades aisladas o por no tener conocimiento sobre ellos) logren comprenderlos y aprendan a utilizarlos, mejorando como resultado su situación personal. Los avales solidarios y progresivos (que permiten a una familia pedir un crédito con pocas garantías), el trabajo de los promotores de crédito (que recorren en moto carreteras de tierra para llegar hasta las tierras de cultivo más remotas) y los planes de alfabetización financiera para que las personas conozcan los detalles de los productos ofertados son solo algunos de los servicios que ofrece la cooperativa y que la han convertido en un sinónimo de esperanza para sus clientes, que confían plenamente en ella. 

CACIL es un ejemplo de que desde las finanzas éticas, independientemente del lugar del mundo en el que se trabaje, es posible dignificar la vida de las personas. Fiare Banca Etica, desde España, también puede transformarse en sinónimo de cambio social al producir transformaciones que convenzan a más personas de que una economía financiera sostenible y solidaria donde todas tengamos cabida es colectivamente alcanzable.

Si queréis contactar con nosotras o saber más acerca de nosotras, nuestro viaje a Honduras y las realidades que visitamos, estamos en instagram como @jxfiare. ¡Un abrazo!

COMENTARIOS

Cerca de Fiare, cerca de ti