"A través de la arquitectura protegemos el medio ambiente"

Banca Etica Blog

"A través de la arquitectura protegemos el medio ambiente"

23 Septiembre 2022

Entrevistamos a Iñaki Alonso, director de sAtt, sobre la contribución de la arquitectura a la lucha contra el cambio climático, los edificios ecológicos y mucho más.

¿Cómo y cuándo nace el sAtt?

sAtt nace en el año 2021. Después de acabar la carrera en el año 98, me tropecé con algún libro como "Los límites del crecimiento" y entonces me planteé empezar con un proyecto de arquitectura que tuviera en cuenta los valores sociales y ambientales. Los primeros años estuvieron dedicados a la investigación y al desarrollo de proyectos de viviendas unifamiliares para clientes muy concienciados.

Posteriormente empezamos a hacer también proyectos para otros usos, oficinas, centros culturales, y retail. Y en los últimos años hemos decidido dedicarnos a proyectos de vivienda colectiva en entornos urbanos, lo que denominamos cohousing, viviendas colaborativa y ecológica. También seguimos haciendo oficinas corporativas para clientes de empresa, (como las de Fiare Banca Etica) y ONGs que también están muy concienciados. 

¿De qué manera unís arquitectura e innovación con energías renovables?

La energía está muy presente en cada proyecto de arquitectura. Lo primero que buscamos es que el edificio gaste lo mínimo posible y eso lo hacemos a través de estrategias Passivhaus y diseño bioclimático. Pero otro aspecto muy importante es la incorporación de energías renovables. Hemos trabajado con fotovoltaica, con biomasa, con Geotermia y con aerotermia. Desde 2017 nuestros proyectos en zonas urbanas son 100 × 100 eléctricos, 100 × 100 energías renovables. De esta manera conseguimos edificios electrificados que no emiten ni 1 g de CO2 por lo tanto no contribuyen a empeorar el cambio climático.

¿Cómo contribuís a luchar contra los efectos del cambio climático?

En primer lugar, haciendo que los edificios no gasten prácticamente energía, es decir, llevando el decrecimiento al máximo en el consumo de energía de un edificio. En segundo lugar convirtiendo al edificio en productor de energía. Nuestros edificios son prosumidores, es decir consumidores y productores de energía renovables, buscando un balance neto.

¿Cuáles son los proyectos de los que os sentís más orgullosos?

En vivienda, EntrePatios, es nuestro buque insignia. En este proyecto de vivienda colectiva, en derecho de uso, financiado por Fiare, hemos incorporado el 90 % de nuestros valores. Ha sido construida en madera, con diseño pasivo, con 32 kW de energía renovables, con reciclaje de agua y Co2 nulo. Es decir, hemos calculado toda la huella de carbono del proceso de construcción, compensándola con diferentes programas, consiguiendo un edificio 100 % descarbonizado.

Sí, "Entrepatios", es el primera cohousing en Madrid con características ecológicas muy interesantes. ¿Nos puedes explicar más de este edificio?

Esta iniciativa se debe a que  un grupo de personas, hace más de 15 años, se puso a pensar como podían ser otros modelos de vivienda en Madrid. Al final se creó una comunidad de personas que configuran 17 viviendas y que se lanzó a comprar un solar y desarrollar un proyecto de forma participativa. El edificio ha sido diseñado a través de unos talleres de participación donde toda la comunidad ha podido ir decidiendo la relación entre lo privado y lo común.

El edificio lleva funcionando dos años y se está comportando perfectamente frente a las inclemencias de olas de frío y olas de calor, que hemos tenido en estos dos años. Además de soportar muy bien las inclemencias de la factura energética. A través de este edificio construimos otra relación con la energía, otra relación con el agua, con los alimentos a través del grupo de consumo, o con la movilidad a través del gran parking de bicis.

El edificio se convierte en un en una herramienta para realmente transformar la vida en todos sus aspectos construir una cultura de cuidados y ser más resilente frente a un futuro complejo e incierto por el cambio climático y el agotamiento de recursos fósiles.

Satt cuenta ya con más de 20 años de experiencia. ¿Cómo ha evolucionado el sector en estos años?

Han evolucionado mucho todos estos conceptos. Hace 15 o 20 años era ir como a predicar en el desierto. Ahora mismo ya te escuchan bancos, promotores y políticos. Hay mucho interés en desarrollar estos proyectos aunque todavía no están implementadas la suficientes herramientas para darle un buen impulso. Necesitamos apoyo financiero, subvenciones, fiscalidad verde... Y las herramientas clásicas para impulsar cualquier sector que es innovador e incipiente 

¿De qué premisas partís al diseñar un nuevo edificio?

Hay dos aspectos que son fundamentales, el análisis del lugar y el entendimiento de las personas que van a visitar el edificio. De estos dos criterios sale el 80 % del edificio.

https://satt.es/

COMENTARIOS

Cerca de Fiare, cerca de ti